TOP

Acababa de mudarme

Cuando la conocí nunca me imaginé que iba a ser alguien tan importante en mi vida. Acababa de mudarme y no conocía a nadie, ella fue muy amable conmigo, me enseñó la ciudad, me enseñó tantas palabras raras del idioma “chilango” que aún las oigo y me causan gracia. Se volvió mi amiga, le confié mis secretos, le confié mis angustias, mis dolores, mis sueños. Era perfecta, deseaba tanto que lo nuestro fuera para siempre. Sin embargo, me mintió. 

Ella tenía una amiga muy cercana, me dijo que no se gustaban, que sólo eran amigas, que era yo con quien quería estar. Le creí. Me negué tantas veces a él sintiera algo por su amiga. Me convencí de que él sentía lo mismo por mí.Todo fue mentira. 

Ahora está con su amiga, se ven felices, viven juntos. Y yo sigo riéndome de palabras “chilangas”.

– Anónimo 25

 

Explora más de nuestras historias de desamor aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.