TOP

Sobre el Día Internacional de la Bisexualidad

LGBT significa, como sabemos Lésbico-Gay-Bisexual-Transexual. Sí, vale, hoy hay muchas más letras en el acrónimo, pero esos son los pilares de la comunidad por decirlo de alguna manera. Hasta puede que pensemos que eran los ejércitos o las cuatro casas originales de Stonewall, a lo Hogwarts. Pero resulta un poco extraño que de hecho fueron las comunidades gay y lésbica las que iniciaron organizando los movimientos de liberación y que hasta muchos años después (¡22 años!), en 1991 (con motivo del Desfile del Orgullo de ese año en Nueva York) que se agregó la B y se reconoció al movimiento bisexual como parte de la comunidad.

La bisexualidad se define como la atracción humana para denotar sentimientos románticos o sexuales hacia el mismo género y al opuesto. Esta ha sido reconocida desde el Siglo XIX y actualmente se estima que esta comunidad podría ser la más numerosa del espectro LGBT, por lo que es inconcebible que hasta dentro de la misma gente LGBT sufran incomprensión y marginación.

“¡Los bisexuales existimos!” y es verdad. La misma comunidad LGBT tiende a olvidarlos y a invisibilizarlos, en el sentido en el que los creen pose o “experimentación”. Por supuesto que la comunidad bisexual también sufre este tipo de prejuicios desde la población heterosexual y –en total- se ven excluidos tanto de la comunidad hetero como de la gay. Esa invisibilización, o falta de voluntad por reconocerlos, muchas veces los expone a una serie de riesgos y abusos, presión social (¿Eres o no eres? ¿Por qué no aceptas que eres gay/curioso?), abusos y hasta violencia; las violaciones “correctivas” son una amarga realidad.

No, no es “una fase”. Es lo que se dicen de todas las demás siglas de la comunidad, ¿por qué no aplica también para las personas bisexuales?

Entonces, para contrarrestar la marginación, el desconocimiento y los prejuicios hacia la comunidad bisexual, se ha declarado 23 de septiembre como el Día Internacional de la Bisexualidad desde 1999. Esta fue una celebración establecida por tres activistas, Gigi Raven Wilbur (también activista intersexual), Michael Page (ex piloto y creador de la bandera bisexual) y Wendy Curry (presidenta de una de las primeras asociaciones de bisexuales en Estados Unidos). Es Curry quien nos recuerda que “mucha gente ve a una pareja y decide si son gay o hetero basados en la combinación de aparentes géneros. Volamos bajo el radar de la mayoría. Como resultado, mucha gente queda aislada y los estereotipos siguen vigentes”.

El Día Internacional de la Bisexualidad creció tanto desde su origen, que en 2013 se celebró ni más ni menos que en la Casa Blanca, en Washington DC.

Desde entonces, durante este día se hace consciencia, de informa, y de difunde la realidad de la bisexualidad, alejándose de los estereotipos que se ven desde la ficción, hipersexualizando la condición bisexual. El objetivo total es la visibilidad, un llamado para reconocer y celebrar la bisexualidad, la historia bisexual, la comunidad y la cultura bisexual, y a las mismas personas bisexuales.

La bisexualidad no es un paso intermedio entre la heterosexualidad y la homosexualidad, es una orientación sexual en sí misma.No es algo raro ni fuera de lugar que alguien se declare bisexual, es la vida misma. Solo aceptemos. De eso se trata este día.

 

Texto por Mel Valles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.