TOP

octubre 2018

“Bola de ojetes, me dejaron plantado. O quizá ya se murieron y ni al funeral me invitaron. Ojetes.

Existe una prepcupación por los pacientes por parte del personal de la clínica.

Dicen que desempolvando el pasado se corre el riesgo de contaminarlo con la realidad.

El Metro de la CDMX, cuna de las situaciones más inesperadas.

El movimiento #MeToo es también sobre las dinámicas de poder, quién lo tiene y quién sufre por no tenerlo.

La primera vez que alguien me dijo joto estaba en la primaria, y no fue por decir que me gustaba otro niño, ni si quiera pensaba en niños o niñas.

Lo que hace una mujer enojada es poner su cara de felicidad cuando en realidad está bien encabronada.

La violencia se filtra en tu vida como la humedad se mete a una casa

Tenía unos 11 o 12 años, Messenger estaba en su mejor momento, podías mandar stickers y zumbidos.